IMG_20151007_223901850
En el principio de los años noventa, el Padre Gabriel se dio cuenta que para llegar a un cambio en la sociedad era necesario apuntar a la formación de los jóvenes. Recibió entonces en su casa a jóvenes con dificultades y los sostuvo durante sus estudios ya que no tenían otro medio para ir a la universidad. Hoy varios jóvenes argentinos se recibieron gracias a esta ayuda.

 

 

La vida en la casa es una vida comunitaria: los jóvenes que residen allí crean entre ellos vínculos fraternales y comparten lo cotidiano como en una familia. Los jóvenes de la Comunidad Santa Rita colaboran con la Pastoral penitenciaria o en otros proyectos sociales vinculados con la Fundación

 

 

La comunidad Santa Rita recibe también a jóvenes extranjeros (la mayor parte de Suiza) que están haciendo una experiencia de voluntariado con las dos pastorales. Hasta el día de hoy, aproximadamente cincuenta jóvenes se beneficiaron con esta oportunidad y realizaron experiencias que duraron de 3 meses a un año (a veces más).
IMG_20151022_122308